AGENCIA SEO para PYMEs

Estrategias de posicionamiento web para pequeñas y medianas empresas

Agencia SEO Valencia - SEO Levante

Consultor SEO Álvaro Pichó – Valencia, España

El SEO para a las pequeñas y medianas empresas

La Consultoría SEO es el trabajo por el que se adaptan las técnicas SEO a cualquier tipo de empresa, mercado y cliente, por lo que el SEO es una estrategia totalmente viable y adaptable a las PYMEs.

  • Tipos de empresa: B2B, B2C, retail, manufacturera, de servicios, local, nacional, internacional, innovadora, tradicional.
  • Tipos de mercado: nuevo, joven o maduro.
  • Tipo de cliente: experto o inexperto.

Puesto que el SEO es una técnica de Adquisición de clientes, en SEOLevante somos especialistas en trabajar las 3 fases de la adquisición de clientes, estas son:

  • Captación: ser vistos.
  • Consideración: ser apreciados.
  • Preferencia: ser preferidos.

Razono ampliamente el Proceso de adquisición de un cliente por internet aquí.

Nuestros servicios de Agencia SEOLevante

Auditoría SEO de sitios web

Lee más en Auditorías SEO

Estudio de las oportunidades de posicionamiento

Lee más sobre el Estudio de oportunidades

Estudio de palabaras clave

Lee más sobre el Estudio de palabras clave

Estudio de la competencia en el entorno digital

Lee más sobre el Entorno digital

Desarrollo de contenidos

Lee más sobre el Desarrollo de contenidos

Diseño

Lee más sobre Diseño sitios web

Cliente experto, cliente inexperto

A la hora de redactar y desarrollar los contenidos es muy importante tener en mente el tipo de cliente que va a buscar los servicios o productos de la empresa.

En el caso de las PYMEs se van a dar casos de cliente experto y de cliente inexperto.

Por resumirlo de forma un poco gruesa, el cliente experto sabe la solución que quiere, el cliente inexperto tiene un problema/situación/necesidad pero aún no sabe que solución adoptar.

Un ejemplo sencillo, el cliente experto buscará ‘Pintura epoxi’ (solución), un cliente inexperto buscará ‘revestimientos de fachadas’ (necesidad).

Cliente experto

En el caso del cliente experto las especificaciones tienen que ser mucho más técnicas y precisas, llegando incluso a hablar de cosas propoias del gremio que no todo el mundo entiende y maneja.

Se le ha de tratar como experto que es en la materia de la que se hable. Sería un error explicar cosas obvias para este tipo de cliente.

Teniendo esto en mente las búsquedas por las que se debería optar serían por asuntos más técnicos y/o complejos, así como el posible apartado de preguntas frecuentes que sea realimente avanzado.

El trabajo de palabras clave (captación) recaería sobre tipos de soluciones, no por tipo de problemas.

Cliente inexperto

En el caso del cliente inexperto el esfuerzo es distinto, requiere de muchas más didáctica así como de exponer diferentes soluciones alternativas a un problema.

Pero para conseguir seducirle como empresa ideal para solucionar sus asuntos hay que ser generoso en las explicaciones y realmente honesto.

Porque esta persona va a investigar -como todos- muchas soluciones para sus asuntos, y aquella empresa que contemple en sus explicaciones todo tipo de soluciones y alternativas, evitará la percepción de que «están más interesados en venderme su empresa que en que yo solucione mis asuntos».

El trabajo de palabras clave (captación) recaería sobre los problemas, no por el tipo de soluciones.

Cliente experto y cliente inexperto

En el caso que una PYME tenga a ambos tipos de cliente, el trabajo se dobla, es decir habrá que hacer un trabajo de palabras clave que abarque las soluciones (experto) y, de forma aditiva, otro trabajo que abarque los problemas y sus alternativas para solucionarlo.

La competencia en el entorno digital

Puesto que esta página web no está hecha para enseñar a hacer SEO, me salto la parte de auditoría y estudio de palabras clave y paso directamente a la fase en la que tendría una conversación más profunda con nuestro cliente.

Damos por supuesto que localizamos la demanda correcta por medio de palabras clave y el sitio web de nuestro cliente empieza a aparecer en los resultados de búsqueda entre sus competidores.

Las dificultades primero

El conocimiento de la propia competencia en las búsquedas por internet, suele ser chocante tanto para bien como para mal.

Se descubrirá competencia directa que le llevará la delantera y que además lo esté haciendo muy bien en cuanto a SEO, a propuesta de valor, branding, valor añadido, customer centric, etc.

También, se da muchas veces la ocasión en que la competencia es inferior.

Las ventajas después

Aún en 2022 hay muy pocas empresas usando el SEO, es decir la ventaja del SEO, es hacer SEO, insisto, porque muy pocas PYMEs lo están empleando.

El SEO es una profesión hecha para ganar y un buen profesional SEO siempre te va a poner en primera división. Y en casi todos los sectores, al final sólo le quedan 1, 2 ó 3 empresas contra las que va a ser más difícil discutirles posicionamiento web.

Que haya competencia haciendo SEO no es un problema, porque otro aspecto a favor es el comportamiento de las personas o usuarios.

PERSONA BUSCA PERSONA

Todos chequeamos bastantes webs en la búsqueda de la solución que necesitamos, es decir, si alguien busca ‘Reformas Valencia’ no se va a quedar con el primero que aparezca, va a visitar entre 6 u 8 webs de proveedores de reformas y elegirá llamar al que más confianza le genere y más le guste.

En Proceso de obtención de un cliente por internet lo explico con más detalle.

En este el que más le guste es donde entra en juego la propuesta de valor de cada empresa, la empatía y sensibilidad que despliega en forma de contenidos a lo largo de su web.

Y aquí es donde uno puede empezar a competir con comodidad y seguridad.

La propuesta de valor

Sólo las grandes empresas se pueden permitir competir por precio, solo las grandes son las que pueden reventar precios, como hace Amazon.

Entonces ¿qué hacemos los demás?

Competir por calidad. Así son la gran mayoría de las PYMEs españolas, logran habitar en el mercado por un servicio de calidad, con un alto grado de personalización y creatividad.

¿Y acaso no es posible verbalizar y mostrar esto? Claro, y con dotes comunicativas mejor.

Muy resumidamente, la propuesta de valor es: explicar y poner en valor los esfuerzos empresariales estratégicos desarrollados con anterioridad: prestigio; y también en el presente y para el futuro: marca.

El valor añadido

Pero además, estamos hablando de la web, y este medio permite y obliga a ciertas prácticas que crean valor añadido: aportar contenidos educacionales, teléfono de atención al cliente, todas las formas de pago posibles, traducir a idiomas, sugerir o desaconsejar unas soluciones frente a otras, etc.

La ventaja competitiva

Muchas empresas no saben cual es su ventaja competitiva. Ser consciente de cuál es y transmitirla sin equívocos es aprovechar de verdad las fortalezas.

En muy pocas ocasiones está en tener un producto exclusivo o en ofrecer un servicio único.

En ocasiones la ventaja competitiva está en una suma de cualidades, que suele encajar con lo que se conoce como verticalización de las empresas, esto es asumir procesos previos y posteriores a la razón original del negocio.

En otras muchas en la calidad, fiablidad y confiabilidad.

Y tal como explico en El paradigma digital, la ventaja competitiva casi-siempre-está en el servicio complementario asociado a la razón principal de negocio, lo llamamos en mi sector: servitización. En este caso la ventaja competitiva está en el cómo y no en el qué.

La percepción de riesgo

La percepción de riesgo se concentra en 3 aspectos: la salud, el coste económico y la relevancia para el cliente.

Si la percepción de riesgo es baja, habrán muchos competidores y ya sabrá cada uno que compite por precio y variedad de catálogo. Aquí el estudio de la competencia te dirá si estás en precio o no, como todo el mundo sabe.

Si la percepción de riesgo es alta, el futuro cliente va a explorar detenidamente a muchas páginas web de proveedores de su solución, por lo que la comparación online con otras empresas va a ser muy intensa.

Aquí es clave entonces la sólida y transparente propuesta de valor, la confiada ventaja competitiva y el generoso valor añadido.

Delimitación geográfica

Muchas PYMEs y autónomos para los que trabajo, a pesar de la globalidad que suponen las webs, siguen queriendo centrarse en su ámbito local.

Aquí hay una prueba que todo el mundo puede hacer, busque su razón de negocio sin ninguna toponimia, es decir, busque ‘Instalador de ventanas’ sin añadir, en mi caso, Valencia.

Si salta el Google Maps, significa que Google entiende que la proximidad es relevante.

En este caso, su web y sus contenidos se han de significar para el área geográfica en la que quiera trabajar.

A esta misión ayuda y mucho trabajar el Google My Business, que es la aplicación que nutre de negocios el Google Maps. Esto para Google y sistemas Android. Para iPhone y Saphari hay que hacerlo por Yelp.

Sin embargo, para ser localizado desde fuera para un trabajo en su localidad, debe abundar los términos toponímicos a lo largo de su web.

Conclusión

El SEO para pequeñas y medianas empresas es absolutamente beneficioso. Las estrategias globales se pueden adaptar a pequeños negocios con total flexibilidad, con mesura y dignidad. Al final una empresa tiene que confiar en lo que es y quiere ser, mostrarse con precisión y verosimilitud y dejar al cliente que elija, al cliente de la era de internet no se le puede engañar, encaja aquí el refrán La mona aunque se vista de seda, mona se queda. Si después de todo este esfuerzo, la web no le genera clientes, habrá que volver a visitar a la competencia y valorar por qué no eligen a su empresa. Sin embargo, y gracias a que internet lo permite, ahora sí podemos saber sin engañarnos si lo estamos haciendo bien o no. Pero eso ya es otra historia, la historia del cambio de valores y necesidades de la sociedad que excede al SEO, sin embargo es el SEO los ojos y oídos de la empresa, téngase esto en cuenta.

Escrito por Consultor SEO Álvaro Pichó – Valencia, España

¿Qué es el SEO?

El SEO es una estrategia de captación y fidelización de clientes a partir de la creación de contenidos publicados en el sitio web. La optimización y correcta implementación de estos contenidos es lo que llamamos SEO técnico, es la máquina hablando con la máquina: el sitio web hablando con los buscadores. La reflexión, decisión y publicación de qué contenidos desarrollar lo llamamos SEO semántico, es la persona hablando a la persona: la empresa hablando con el potencial cliente.

La calidad de un sitio web

Recomendamos la lectura de nuestro apartado La calidad de un sitio web, que es un resumen de las Guías de Evaluación de la calidad de los sitios web elaborado por el mismo Google. Evalúan la calidad de los sitios web, no la calidad del SEO empleado en el sitio web.

En SEOLevante
nos tomamos muy en serio
el SEO de tu sitio web